viernes, marzo 24, 2006

En Una Galaxia Muy Lejana.....

George Lucas cree que EEUU es un país provinciano que invadió el mundo vía Hollywood.

No sé si debiera ser un español el que le corrigiese. ¿Podría estar más equivocado respecto a su país, la industria en la que ha desarrollado su creatividad y su trabajo, y, en definitivas cuentas, sobre sí mismo?. Quizá se sienta culpable por existir, y no le culparemos por ello, es asunto suyo. Pero quienes aún tenemos la suficiente lucidez para apreciar el valor de su nación no podemos aceptar su culpa, ni su no por necio menos extendido punto de vista.

¿Qué país en el mundo -pregunto- tiene mayor diversidad étnica y religiosa y desde hace más tiempo que EEUU, denominado con toda justicia por Paul Johnson como "crisol de razas"?. El microcosmos estadounidense es la antítesis de una provincia. Nada podría haber menos provinciano, me atrevería a decir. Lo provinciano es homogéneo, o tiende a ello. La heterogeneidad dinámica y plural de la sociedad estadounidense no puede encontrarse en parte alguna fuera de allí. La mezcla resulta explosiva o cuando menos difícil en Europa. El multiculturalismo inglés o la asimilación estato-laica francesa fracasan estrepitosamente. Claro que, se me dirá, esto se debe a los musulmanes, que aquí, por proximidad, abundan. Una cuña homogénea que Europa ha acogido con los brazos abiertos. Una provincia interior difusa, fragmento terrible de la Umma.

Lo que está claro es que EEUU tiene poco de provinciano. La expansión en el mundo de este país, atribuida por el director de cine a su Meca, quizá tenga más que ver con las dos guerras mundiales y la posterior guerra fría que con la industria cinematográfica. Y, desde luego, la televisión exportada por EEUU no "desestabiliza a buena parte del planeta", como afirma Lucas. Más desestabilizará Al Yazira, digo yo.

Lucas pide a los jóvenes norteamericanos que estudien en otros países, porque "Hay un gran mundo afuera". Consejo parejo habría que dar a esa mayoría del mundo que padece fobia a EEUU, a todos los infectados por la funesta pandemia del antiamericanismo: amigos, aprendan que es EEUU, conozcan su sociedad, sus instituciones, sus costumbres, quítense el velo de delante de los ojos para observar en profundidad y con detenimiento al gigante americano. "Hay todo un universo en EEUU por conocer".

Aunque quizá convenga a los jóvenes americanos salir un poco afuera y conocer la excelencias de la miseria africana, la violencia musulmana en oriente próximo, el estado anquilosado y la decadencia europea, la demagogia y la corrupción socialistas en América del sur, el Estado Omnipotente en China, las mafias rusas, instaladas en el Kremlin, o alguna de las maravillosas guerras que hay por ahí. Si sobreviven a su viaje (ya se sabe que su nacionalidad es un arma de doble filo) podrán volver a su home, sweet home, a contarlo, y tendrán una experiencia deliciosa para sus hijos, y una moraleja peculiar que contarse a si mismos cada día el resto de su vida: "¡Que afortunado soy de haber nacido en (y ser ciudadano de) EEUU!".

George está muy lejos, en una galaxia muy muy lejana......pero debería bajar a la tierra, donde las guerras no son ficciones espaciales, sino muy reales, y donde se está desarrollando, en estos momentos, una vez más, la lucha entre el bien y el mal que Mani percibió y que él situó entre las estrellas; la guerra a veces abierta y a veces oculta, pero siempre presente, entre los totalitarismos y la libertad.

2 comentarios:

Maestre de Campo dijo...

Al parecer en EEUU tambien van sobrados de directores reina, tipo Almodovar, si hace poco era Spielberg el que nos hacía una película para demostrarnos lo mala que es la justicia; ahora tenemos a Lucas para adoctrinarnos sobre el papel de Hollywood en la conquista del mundo por parte de EEUU. Una verdadera pena.

monosabio dijo...

otmail.com
Monotheta:
Teneis huevo